Música

miércoles, 25 de febrero de 2009





Bajo la luz de la luna
mi guitarra y yo vagamos
por donde nadie ha pasado.
Cerca del río, que se llevó
la esperanza, la felicidad de estar contigo.
Sabor a niebla, se cuela por las cuerdas y clavijas,
cruzando y acariciando a la vez;
cesando esa sed de melodía
que crece pura durante todo el día.
Guitarra amiga mía,

duerme en lo lecho sombrío
protege mi alma del vacío.
Llena de paz todo mi ser.
Sujétame cada vez que resbale,
confiaré en que siempre estarás
junto a mi corazón.
El silencio cubre la habitación,
con su manto de frío calor.
La música renace en mi interior.
Momentos de felicidad,
vivo al despertar
cuando veo que sigues junto a mi.
El aroma a ritmo me ahoga
al saber que tú ya no estás.
Y no me dejas otra alternativa
que seguirte noche y día
es mi eterna agonía.

"Lo que alguna vez quiso ser canción, se ha convertido en palabras que se escabullen al olvido"

1 comentario:

  1. MMMMMMMM....q romantica y q pasion...espero encontrar la persona q se merezca tan lindos sentimientos...y hasta a lo mejor le puedo poner musica...

    ResponderEliminar