Música

jueves, 27 de octubre de 2011

Es simple.


Extraño, esos días de ebriedad constante, donde todo parecía más sencillo.
Donde las imágenes de deshacían, y la gente gelatina iban y venían.
Extraño esos días de ebriedad constante, porque así te olvidaba un momento.
Te esfumabas entre las burbujas, de un trago muy amargo casi muerto.
Extraño esos días de ebriedad constante, donde la oscuridad me refugiaba,
Y donde el sol esperaba mi asomo, para castigar mi pobre alma.
Extraño esos días de ebriedad constante, donde todo parecía más sencillo,
Donde nadie me decía que hacer, donde era libre, donde estaba viva.



Un vómito de sensaciones.

2 comentarios:

  1. Muy lindo... tu si q sabes como expresar los sentimintos... escribes super bien.. bastante ispirador

    ResponderEliminar
  2. Gracias nena n.n me alagas realmente. Espero poder seguir haciéndolo... sólo necesito encontrar mi fuente inspiratoria...

    ResponderEliminar